Cuidado InfantilRecursos de aprendizajeAprender a comerEnseñar a comer fruta a los niños

Enseñar a comer fruta a los niños

Enseñar a comer fruta a los niños 27 Julio, 2015Deja un comentario
Enseñar a comer fruta a los niños

Enseñar a comer fruta a los niñosHemos visto que enseñar a comer a los niños es posible mediante la paciencia y comprensión, empleando un tiempo suficiente para adquirir hábitos. Si queremos que nuestros hijos coman fruta sólo tendremos que enfrentarnos como padres a dicho reto y educar a los peques de la casa a comer sano.

La incorporación de la fruta en los más pequeños será gradual siguiendo como guía las siguientes edades para comenzar a ingerir distintos tipos de fruta:

  • A partir de los 6 meses, los niños podrán comer fruta bien madura y la deberemos introducir en su alimentación de manera progresiva.
  • A partir de los 6 meses podrán comer manzana, pera y plátano
  • A partir de los 7 meses los niños comenzarán a ingerir melocotón y albaricoque
  • Entre los 8 y los 9 meses comerán ciruelas, uvas sin piel, sandía sin semillas y papaya
  • Entre los 9 y 12 meses ingerirán cítricos y mango.
  • Cuando cumplan un año las frutas que también podrán comer son el kiwi, frambuesas, melón, moras y todo tipo de frutas.

Consejos para que los niños coman fruta

Para inculcar la ingesta de frutas en los niños, los padres podrán seguir los siguientes consejos para que los niños coman fruta consiguiendo una dieta equilibrada compuesta por todo tipo de alimentos saludables:

  • Prepara platos atractivos con trozos de fruta variada cortados con formas graciosas y los niños comenzarán a tener interés por la fruta
  • Para comenzar a comer fruta será ideal el plátano siendo muy fácil de comer, además de la pera y la manzana.
  • Combinar la fruta con otros alimentos, podremos incluir fruta con leche, yogur natural o algún tipo de queso dando muy buenos resultados
  • Hacer zumos de fruta saciando la sed del más pequeño y conocerá mejor los sabores de las frutas
  • No obligar demasiado a comer fruta para evitar que el niño asocie la fruta con situaciones negativas